viernes, 20 de julio de 2012

Santo Tomás y Rajoy



Santo Tomás nos ofreció la definición más conocida de Ley:



"Lex est rationis ordinatio ad bonum commune ab eo qui curam communitatis habet, solemniter promulgata".



"la ley es una ordenación racional tendente al bien común, promulgada solemnemente por quien tiene a su cargo la comunidad"



Ordinatio. La Ley procede de la voluntad del legislador; en ningún caso le viene impuesta. Sin embargo, las últimas decisiones del Consejo de Ministros en España, recientemente aprobadas, parecen responder a una presión procedente de la Europa comunitaria y de instituciones como el Fondo Monetario Internacional. A regañadientes, el presidente Rajoy ha tenido que ceder a las imposiciones provenientes de quienes van a prestar dinero para sanear el sistema bancario español, víctima de la especulación y el estallido de la burbuja inmobiliaria. Es un dinero que no nos regalan; tendremos que devolverlo con intereses.


Rationis. La Ley no puede ser arbitraria, ni responder a un impulso proveniente de la emoción. La Ley es un ejercicio de coherencia y lógica. Y, sin embargo, las Leyes de índole económico y social que nuestro gobierno acaba de aprobar en el Boletín Oficial del Estado plantean serias dudas. ¿Cómo se explica que una economía en recesión aumente enormemente la carga impositiva? ¿Cómo se justifica que se retraiga dinero e inversiones de un país que no genera trabajo y que necesita del consumo interno para salir del pozo en el que se encuentra? ¿Acaso no es cierto que ante la recesión los Estados deben "calentar" la economía, bajando el precio del dinero? Sin embargo, el aumento del Impuesto denominado IVA tendrá un efecto inmediato sobre los precios, y, por ende, sobre el consumo. ¿Esperan recaudar miles de millones de euros aumentando la carga impositiva? ¿Necesitan más ingresos para responder a las exigencias de quiénes nos han prestado dinero, que exigen garantías de solvencia? La experiencias anteriores demuestran que cualquier subida de un impuesto indirecto, como el IVA, no asegura las expectativas recaudatorias, porque ante la subida de precios la población retrae el consumo. ¿No les parece poco racional la medida? En definitiva: ¿qué sentido tiene imponerle más peso a un barco que se hunde?


ad bonum commune. La Ley pretende el bien común. Sin embargo, las medidas adoptadas gravarán el consumo interno de todas las familias, muy especialmente las menos pudientes. No es una medida progresiva. Se ha acentuado la presión sobre la clase funcionarial, a la que se le ha negado la paga extraordinaria de Navidad, se reducen las becas y se restringen ayudas a parados y discapacitados. A la larga se pretende reactivar la economía controlando el déficit del Estado, pero las personas responsables de la mala gestión del dinero (directivos de Entidades Bancarias que han especulado en mercados financieros de altísimo riesgo, o dirigentes políticos que han derrochado ingentes cantidades de dinero en faraónicos proyectos de financiación pública) no van a responder por su mala gestión. Son los jubilados, funcionarios, estudiantes o parados los que cargarán con el peso de esta cruz. En realidad, será la clase media la afectada. El pueblo.


Curam communitatis. En una democracia es el pueblo quien delega en sus representantes la potestad de tomar decisiones. Pero la soberanía sigue perteneciendo sólo a los ciudadanos. Un poder decisorio tan grave está sujeto a unos límites claros: el respeto escrupuloso de la legalidad vigente y el cumplimiento de lo que se "pro-pone" durante las elecciones. No le niego al gobierno que sea legal incumplir flagrantemente un programa electoral; siempre podrán escudarse en excusas del tipo "la realidad que nos hemos encontrado es muy distinta a la esperada". Pero sería de desear que, por una vez, no nos tomaran por tontos. Los programas electorales son un contrato con el pueblo. Los gobernantes tiene a su cargo el cuidado de las personas, y deben cumplir con lo prometido.


solemniter promulgata. La Ley se dicta en el ámbito público de quien ostenta el poder, y para que surta los efectos oportunos exige que se siga un procedimiento preestablecido. En ocasiones, los gobernantes disponen de alternativas, todas formalmente válidas, para promulgar una Ley. Pero cuanto más importante es el precepto, más cuidadoso conviene ser con las formas. Por ello, sorprende la actitud del Presidente del Gobierno, quien se ausentó del debate parlamentario y sólo apareció en el momento de la votación. En general, este gobierno ha denostado al parlamento y evitado las preguntas de la prensa. Es ahora el momento de dar la cara y ofrecer explicaciones.



Por supuesto, todo esto no son sino elucubraciones de un mindundi que poco sabe de economía y de política. El señor Presidente del Gobierno es alguien muy preparado, inteligentísimo y sagaz. Además, no me engaño: el señor Rubalcaba, su rival político, hubiera actuado de manera muy similar. La presión del dinero es terrible.


Perdónenme el desahogo. En realidad, sólo buscaba una excusa para recuperar una definición que me encanta. La definición de Ley de Santo Tomás.



"Lex est rationis ordinatio ad bonum commune ab eo qui curam communitatis habet, solemniter promulgata".


Ojalá.


Antonio Carrillo.

5 comentarios:

  1. ?Porque culpar a Rajoy del desastre Socialista en Espana y que el tiene que resolver ahora? Lo que resulta increible es que los Socialistas aplicaran sus formulas que son un fracaso alrededor del mundo por 7 anos y que el resto de los espanoles aceptaran esta situacion sin hacer absolutamente NADA. Ahora alguien tiene que pagar por este desastre y como siempre es el pueblo espanol el que tiene que enfrentar esta situacion y eso es todo.Hay que comprender que no hay salidas para Espana de esta situacion excepto pedir prestado a la Comunidad Europea para poder salir de esta debacle economica. Una de las medidas que debe tomar Rajosy es pedirle al Sr.Zapatero que trabaje como cualquier espanol y que envie sus ingresos al Tesoro Espanol y vaya a vivir a una cueva en las montanas donde le corresponde vivir sin comodidad ninguna como el responsable de la ruina de Espana.Gracias

    ResponderEliminar
  2. Y, sin embargo, la primera Comunidad Autónoma en declarase en bancarrota ha sido la valenciana, gobernada durante muchos años por el PP, y con ello ha generado la convulsión de hoy, que tendrá gravísimas consecuencias. El gran problema en la banca española tiene un nombre propio, Bankia, un experimento diseñado desde Madrid y Valencia por políticos del PP. La crisis especulativa inmobiliaria tiene como detonante la nefasta "Ley de Suelo" diseñada por el gobierno de Aznar... etc.
    ¿Significa esto que el gobierno de Zapatero esté libre de culpa? Por supuesto que no. En mi opinión Zapatero cometió dos errores de bulto: no supo prever la gravedad de la crisis que se avecinaba, y tuvo una actitud en ocasiones titubeante en cuestiones de enorme importancia. Por ejemplo: a España le hizo mucho daño lo sucedido con Endesa, y las presiones insoportables del gobierno sobre los Órganos reguladores, como la CNMV. La "seguridad jurídica" es un pilar fundamental sobre el cual se sustenta la credibilidad de un país, y en estas cuestiones Zapatero y su gobierno fueron un desastre sin paliativos.
    ¿Y cada uno de nosotros? Nos apuntamos a un viaje de vértigo, en el que nuestras casas doblaban su valor en apenas 5 años. Nos creíamos ricos.
    En esta historia hay pocos inocentes.

    ResponderEliminar
  3. Ud. esta correcto al decir que hay pocos inocentes en esta historia. Porque no se puede explicar como el pueblo Espanol pudo soportar 7 largos anos de gobierno Socialista cuando el Socialismo es un fracaso alrededor del mundo con graves consecuencias economicas. Solamente puede mirar lo que paso en China y Rusia para darse cuenta del error economico colosal a que conduce el Socialismo en cualquier pais del mundo. Ahora hay que pagar por estos errores con sacrificios y austeridad que golpean a los mas pobres como siempre. Y al Sr.Rajoy no le queda otra que aceptar las condiciones de Bruselas para obtener prestamos con que financiar la banca Espanola y seguir una politica dictada desde afuera en Espana. Pero todo no es malo en esta historia. Ahora con Bruselas al mando en Espana los Espanoles por fin tienen que reconocer que no son una isla en Europa y que pueden hacer lo que le venga en gana sin consultar con nadie. Esos tiempos ya pasaron y son historia hoy. El adoptar el Euro los coloca en una situacion de dependencia economica y politica de Bruselas que no le importa un bledo la situacion del pueblo Espanol. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Es evidente que todos estos daños proceden en última instancia del modelo financiero instaurado por los neoliberales en el mundo, a los que tanto admiran los peperos, y por el ínclito JM Aznar en España, que nos ha llevado directamente a la ruina como país.
    Al lado de la actuación del Pp, los socialistas parecen un colegio de ursulinas.
    El derroche brutal en construcciones inútiles (aeropuertos, estadios olímpicos, etc.) de la era Aznar, la corrupción pepera desenfrenada en todos los ámbitos, la llegada masiva de inmigrantes para trabajar como mano de obra barata, el descrédito de España como país, propiciado por el propio Aznar en el extranjero durante años, el patético y carísimo papel de la obsoleta corona borbónica, etc,etc, están en el fondo del desastre.

    ResponderEliminar
  5. Discrepo con lo de "mindundi". Has demostrado tener más sentido común que "qui curam communitatis habet".

    Saludos,

    Josep Manel Santos

    ResponderEliminar